jueves, 26 de febrero de 2009

CLASES DE SUELO

El suelo muestra gran variedad de aspectos, fertilidad y características químicas en función de los materiales minerales y orgánicos que lo forman.
El color es uno de los criterios más simples para calificar las variedades de suelo, los suelos oscuros son más fértiles que los claros.

La oscuridad suele ser resultado de la presencia de grandes cantidades de humus, el humus es un porcentaje de la hoja se convierte en nutrientes minerales (nitrógeno, fósforo, potasio, etc.) que pueden ser tomados directamente por las raíces.

Los suelos rojos o castaño-rojizos suelen contener una gran proporción de óxidos de hierro (derivado de las rocas primigenias) que no han sido sometidos a humedad excesiva. Por tanto, el color rojo es, en general, un indicio de que el suelo está bien drenado, no es húmedo en exceso y es fértil.

Casi todos los suelos amarillos o amarillentos tienen escasa fertilidad. Deben su color a óxidos de hierro que han reaccionado con agua y son de este modo señal de un terreno mal drenado.

Los suelos grisáceos pueden tener deficiencias de hierro u oxígeno, o un exceso de sales alcalinas, como carbonato de calcio.
yesenia gutierrez dominguez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada